dissabte, 11 febrer de 2012

Resumen Las aventuras de Ulises Parte I


El saqueador de Ciudades

Después de la guerra de Troya, el viento sudeste envió a Ulises y a sus hombres a Tracia, aliado con Troya. Ulises desembarcó con sus hombres y saquearon el pueblo, menos a Marón. El sacerdote agradeció a Ulises con unos regalos, entre ellos, eran oro, una cratera de plata y doce tinajas de un vino tan oscuro.
Los hombres de Ulises se quedaron en la orilla, comiendo y bebiendo, los habitantes de Tracia y de pueblos vecinos que quedaban se armaron y atacaron a los hombres de Ulises, pelearon pero Ulises y los hombres que quedaron retrocedieron a sus naves.
Zeus desató contra ellos al furioso viento Bóreas y desencadenó una terrible tempestad.
Legaron a la isla de los lotófagos, 3 de sus hombres tomaron el fruto de loto y era como si no escucharan nada, Ulises los ato, los metió en el barco y izaron las velas.

Los cíclopes
En este capítulo la flota de Ulises llega a la isla de los cíclopes, ellos no sabían nada de los cíclopes. 
Durante unos días estuvieron de caza y bebiendo del vino de Marón, hasta que Ulises decidió investigar con doce de sus hombres, descubrieron una enorme cueva así que decidieron investigar. A la tarde escucharon balidos de ovejas detrás de las ovejas apareció Polifemo, Polifemo descubrió a Ulises y a sus doce tripulantes al encender fuego.
Después de una charla que tuvo Polifemo con Ulises sobre quién era y que hacía en su cueva, mato a dos de sus hombres y Ulises desenvaino la espada para matarlo, pero pensó que sin el cíclope no podrían salir. Ulises afilo una estaca para clavarla en el ojo del cíclope, después de hacerlo escaparon seis de sus hombres y Ulises, los hermanos de Polifemo fueron a socorrerle pero no hicieron nada, al llegar al barco metieron a las mejores ovejas y embarcaron de nuevo, Polifemo hizo dos intentos desesperados de darle con una roca grande a la nave de Ulises.

El señor de los vientos 

El siguiente viaje los llevo a Eolia, isla flotante del señor del viento, el señor del viento recibió a Ulises y a sus hombres con gran amabilidad, después de un mes dándoles de cobijo, a Ulises le dio una gran bolsa llena de los vientos del mundo menos el Céfiro. 
Navegaron durante noveno días, al decimo día divisaron Ítaca y Ulises exhausto dejo de vigilar el odre, sus hombres lo abrieron y todos los vientos llevaron los barcos a tierras lejanas, llegaron a la isla de Eolo.
El señor de los vientos no los recibió tan bien y incluso llamo a los lestrigones con grandes piedras para arrojarlas a los barcos de Ulises, solo quedo un barco y comprendió que Poseidón se había vengado sobre lo que le hicieron a su hijo Polifemo.

La hechicera Circe

En este capítulo Ulises y los hombres que quedaron a la isla de la hechicera Circe, Ulises fue a investigar pero regresó para reponer fuerzas e ir con sus hombres. Se hizo a suertes y al final Euríloco y sus 22 hombres investigaron, regresó Euríloco asustado y le explico lo sucedido a Ulises y entonces decidió ir él solo.
Se encontró a Hermes, Hermes le dio la hierba de la vida para que la hechicera Circe no pudiera utilizar la magia en su contra, Ulises llego al palacio de la hechicera Circe y hizo lo que él le dijo, Circe le suplicó que envainara la espada, Ulises le dijo con la condición de no utilizar ningún hechizo contra sus hombres y contra él, hizo un gran banquete y convirtió otra vez en hombres a los tripulantes de su nave. 
Ulises fue a varar la nave y encontró a Euríloco, Ulises fue a matarlo pero los tripulantes insistieron en que vigilaría la nave, después de un año se despidieron de Circe y volvieron a la nave.

El reino de los muertos

Ulises fue a pedirle ayuda a Circe quien le explicó que para ir a Ítaca necesitaría ir al reino de los muertos y preguntarle a Tiresias, el profeta ciego de Tebas, Circe le explicó que ruta pillar y le dio una oveja y un carnero negro para sacrificarlo en el momento oportuno. 
Zarparon con un viento enviado por Circe, llegaron al reino de los muertos y Ulises sacrificó el carnero y la oveja. Aparecieron los espíritus de los muertos, los cuales conocía Ulises se presentó Elpenór, Anticlea la madre de Ulises, Tiresias apareció y le explicó lo que tenía que hacer para llegar sano y salvo a Ítaca, también apareció Agamenón, Aquiles, Áyax, el rey Minos y Orión después de muchas almas que le explicaron a Ulises o bien su muerte o sus historias. 
Ulises llego a su barco y fue a la isla de Circe.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada